• 1. No hacer esfuerzos ni actividades hiperpresivas hasta haber cumplido los objetivos del tratamiento.
  • 2. NUNCA empujar ni para orinar ni para defecar, si necesitas hacerlo es que no tienes una postura correcta.
  • 3. Protección antes de cualquier esfuerzo (toser, coger peso, cambiar de postura).
  • 4. Respetar el llenado de la vejiga fisiológico: si, por ejemplo, la vejiga tuviera 3 fases de llenado, se debe orinar entre el número 1 y 2. Nunca llegar al 3 (esperar hasta que no puedas más). Ni tampoco antes del 1 (orinar sin ganas), puesto que mantener estos malos hábitos durante mucho tiempo pude alterar los mecanismos fisiológicos de contracción del detrusor y percepción del llenado vesical.
  • 5. No cortar el chorro de orina, puede aumentar el riesgo de infección y además deterioran el proceso normal de la contracción de la vejiga en la micción. El periné estará siempre relajado y los ejercicios de suelo pélvico los harás cuando no estés orinando.
  • 6.Cambiar hábitos higiénicos: evitar los lavados vaginales repetitivos. No usar toallitas vaginales ni desodorantes genitales. Sólo agua, y una vez al día.
  • 7. Usar ropa interior de algodón 100%. Evitar ropa ajustada y pantis que compriman la circulación.
  • 8. Sustituir compresas y tampones habituales por la copa menstrual, esponjas vaginales naturales o al menos por compresas y tampones ecológicos.
  • 9. No usar salvaslip por rutina.