Todos conocemos los beneficios que ofrece la práctica de los ejercicios hipopresivos, pero hay que tener en cuenta una serie de contraindicaciones a la hora de comenzar a realizarlos.

Hay que decir que el método es adaptable a cualquier patología, pero siempre hay que hacerlo bajo supervisión de un profesional cualificado.

Las contraindicaciones serían:

  • Problemas cardíacos
  • Hipertensión arterial
  • Procesos inflamatorios abdominales graves

En el caso de las embarazadas, estaría contraindicada la apnea, pero el trabajo postural y las respiraciones podrían hacerse.