¡Vamos a por una clase de aro con tronco propioceptivo!

No dejéis de cuidaros.