Hoy seguimos sacando partido a la pelota pequeña y tronco propioceptivo.

¡Vamos chicas!